Como todas las cosas cada vez veo más y más mensajes absurdos en Linkedin, en Facebook, en Infojobs. Buscamos un Community manager, necesitamos un SEO, necesitamos un analista web, y programador. Bla bla bla.

Ahora el término de moda es GrowthHacking, una especie de Marketero kamikaze que se salta todos los principios de marketing pero solo al principio, solo cuando tu empresa no vale nada (una mierda para los amigos). Un término con el que me siento cómodo, y de una forma u otra es algo que llevo haciendo casi 4 años sin saber cómo coño se llamaba.

Puede que esto del growth hacking sea un moda, puede que se convierta en otra nueva forma de marketing, o puede se transforme en otro nombre (el mismo perro con distinto collar). ¿Quién sabe? Pero lo cierto es que tiene ciertos principios que para cualquier startup hoy día son cojonudos. “Gana miles y miles de usuarios sin gastarte un puto duro“. Mola ehhhhh.

Como todo en España es ilegal e inmoral, pero claro, en España es inmoral tener un lista en twitter, o en Linkedin sin somos totalmente estrictos. Nuestro gobierno es bueno de cojones ehhh!!!!!.

El growthhacking hasta hace poco más de un par de meses era una de esas palabrejas nuevas de internet que lees de pasada, pero no te paras a pensar mucho qué coño es. Ayer tuve la oportunidad de ir a un evento de Meetup (si no conoces meetup, regístrate pero ya) y “The fuchina master of growth hacking” Luis Díaz del Dedo, nos contó lo simples y cargados de ego que somos los humanos, y como se puede aprovechar esta egolatría humana para captar miles de usuarios para tu web sin gastarte un euro.

Básicamente consiste en utilizar técnicas blackhat para atraer tráfico rápidamente, y no entramos en su moralidad o no. Funcionan coño!!!

La verdad fue una charla que me gustó muchísimo, porque se rompían las máscaras de lo políticamente correcto. Estoy un poco cansado de los community manager perfectos, de las conversaciones, de lo importante es escuchar, de no compres enlaces porque te van a cazar, de bla bla bla… el mundo idílico y de fantasía donde viven los osos amorosos.

Recapacita. Tú web no vale una mierda cuando empiezas, tu marca no la conoce más que tu madre, tu novia y tu perro. Que más da si Google te penaliza, sin 4 usuarios se quejas porque haces un poco un poco de spam, o si haces un poco el bestia poniendo un ejército de robots a que hagan un poco de trabajo sucio.

Tú decides, si ser más papista que el papa, o meterte un poco en el mundo del growth hacking y echarle algunas horas para aprender un mix, de marketing, tecnología, diseño y picardía. Pero recuerda un negocio online sin usuarios y sin modelo de negocio, se va a tomar por saco.

–Actualizacion 25/02/2015 –

Hoy he visto publicada en youtube la charla de Growth Hacking, os la comparto porque considero que es muy interesante y representativa para entenderlo.