En analítica web existen muy pocas métricas que expliquen qué está ocurriendo en nuestra web de forma aislada e individual, y generalmente será necesario combinar diferentes métricas y ratios para poder sacar conclusiones relevantes.

Lo importante es tratar siempre de medir bajo un criterio único. La tendencia será lo que en gran medida aporte valor con independencia de que métricas elijamos para nuestro cálculo.

Existe una métrica que por su naturaleza es la única que nos puede aportar valor en solitario, ya que otras métricas necesitan ser puestas en contexto para conocer qué nos están diciendo. Esta métrica es : la tasa de rebote.

La tasa de rebote indica aquellas personas que acceden a nuestro sitio web y se van sin navegar a otra pagina. No obstante a veces puede ser interesante complementarlas con otras visitas que tampoco mantienen un gran interés por nuestro sitio, dado que su periodo de tiempo en la web es tan corto (menos de 10 segundos) que aunque hayan pasado por varias páginas, su velocidad nos hace inferir que nuestro sitio no era lo que buscaba.

La tasa de rebote nos puede ayudar a incrementar nuestro tráfico de calidad, ya que contra menor sea nuestra tasa de rebote mayor es la calidad de nuestro tráfico a priori y mayor será que consigamos alcanzar nuestros objetivos. Por ello debemos de fijarnos en esta página en cada una de las subpáginas de nuestro sitio, analizar las diferencias en las tasas de rebote de las diferentes páginas, analizar las fuentes de tráfico a esas subpáginas, y comprobar si las palabras clave por las que han accedido son las adecuadas para el contenido alojado en cada página. En caso de ver diferencias significativas, deberemos o bien modificar nuestras keywords si estas no están alineadas con el objetivo, o bien mejorar la calidad de nuestro contenido o el diseño en dichas páginas .

Por tanto, la tasa de rebote del sitio general es importante, ya que nos indica la agregación de las tasas de rebote de cada una de las páginas, pero para realmente mejorar la tasa de rebote de cada página es la que realmente nos va indicar las páginas donde debemos centrar nuestros esfuerzos de mejora.